top of page

Aprender de la Madre Naturaleza


¿Cómo lo adivinaron?

Efectivamente, hoy es viernes y no fui a la oficina. La cambié por unos días en el bosque…

Debe ser mediodía. Hace un día espléndido, con un sol radiante. Las sombras son cortas, a pesar de la considerable altura de los árboles que tengo alrededor. Los rayos del sol penetran entre las ramas, hasta llegar al suelo; desde aquí, tumbado boca arriba, me deslumbran.

He venido por voluntad propia. Soy directivo de una empresa y quiero dar un primer paso en una nueva inquietud que tengo desde hace unas semanas cuando conocí a CARDIAN44.

Después de varios cursos de liderazgo empresarial, he decidido completar mi aprendizaje en abrir mi auto-conciencia y absorber nuevas actitudes. Es hora de dejar la teoría y pasar a la práctica.

Quiero ser más humilde y olvidarme de la arrogancia.

Quiero escuchar en lugar de ignorar.

Quiero dejar la hostilidad y conseguir la armonía.

Quiero ganar en serenidad y perder la ansiedad.

En consecuencia, estoy dispuesto a reconducir mi conducta y comportamiento tan pronto regrese a mi lugar de trabajo que es donde paso más horas y más complejo es el esfuerzo.

En CARDIAN44, me han orientado a iniciar mi transformación en la naturaleza pues es el lugar más idóneo para inspirarse y conectarse; además, también quiero ganar en salud y deseo hacer mucho más para un mundo sostenible.

Anónimo


36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page