top of page

A los 50...


Quizás ya no encajas en la organización,

o a lo mejor tu salario es demasiado alto,

o tal vez no le caes bien a tu nuevo jefe.


De lo que sí deberías estar muy seguro,

es de que a los 50 y más, cualquier ser humano

es libre y capaz de muchas aventuras más.


A los 50, fui padre.

A los 50, me despidieron.

A los 50, emigré a otro país.

A los 50, emprendí.

Y a los 60 y más sigo siendo feliz, porque la libertad es felicidad y ser dichoso no tiene edad.


No pongas límites y contrata a personas de 50, son personas felices que elevan mucho más que la media de edad.


12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page