top of page

Reencuentro con la familia, y tu consciencia

Actualizado: 15 jun 2020



Leo en encuestas y opiniones que, durante estos días de confinamiento, queremos pasar más tiempo con la familia. También, que las parejas queremos dedicarnos más tiempo, así como a nuestros hijos, y que nos repartimos más equitativamente las tareas del hogar. Además, parece que estamos ahorrando dinero, a pesar de que los ingresos no son, en una gran parte, los mismos que antes de esta pandemia.


Son excelentes noticias, y aunque las diferencias porcentuales no son muy elevadas, sí son ejemplos esperanzadores de cambios en el seno de nuestras familias.


Sin lugar a duda, estamos cambiando, y todo cambio es bueno, sobre todo si es para aprender.


Cambios en la forma de vivir, de trabajar, de comer, de vestir, de entretenerse. Pero también, un cambio fundamental en actitudes y relaciones humanas. Recordamos que dialogar con un miembro de tu familia no sólo requiere tiempo, sino también dedicación exclusiva. Que siempre se puede hacer algo más en casa, pues existe una larga lista pendientes. Y también que ha llegado el momento de disculparse, de pedir perdón y de comprometerse con uno mismo y los demás.


El reencuentro con la familia es algo que, en mayor o menor medida, todos necesitábamos. La vida nos está ofreciendo una oportunidad única para evitar un futuro arrepentimiento. No te pierdas el amor de tus padres, la juventud de tus hijos y la compañía de tu pareja. Una situación perfecta para valorar lo que nos estamos perdiendo si nos dedicamos excesivamente al trabajo.


Pero hay algo más, se trata también de un reencuentro con tu consciencia. Nuestros estilos de vida se han simplificado y moderado. Por ejemplo, descubrimos que con menos ingresos también podemos vivir y ser felices. O que este cambio está creando nuevos espacios, los que conducen a otra felicidad, gratuita y universal.


Así pues, familia y consciencia son, hoy en día, claros ejemplos de desencadenantes de cambios y, en consecuencia, de aprendizajes. Algo tan sencillo y modélico como para llevarlo más allá de nuestro hogar, extendiéndolo a nuestras relaciones profesionales y sociales.


Recuerda que la vida es una elección. Es tu vida. Elige conscientemente, elige sabiamente, elige honestamente. Elija la felicidad.

44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page