top of page

"Tocados, pero no hundidos"


Como si se tratase del juego ‘batalla naval’ (también conocido como ‘hundir la flota’ o ‘hundiendo barquitos’), el Covid19, ‘nos ha tocado, pero no nos va a hundir’.


En este juego, capitanes y tripulación no tienen excusas para el desánimo, la desidia ni la apatía. Nuestras embarcaciones seguirán su rumbo a un nuevo futuro, mejor y más sostenible.


En esta jugada, un proyectil, cargado de crisis sanitaria, económica y emocional, ha generado en nuestras vidas una enrome explosión en forma de cambio forzado, inesperado, e incluso desesperado. Sin embargo, es una alteración que puede llegar a ser, si tú quieres, un claro desencadenante de un aprendizaje profundo y fundamental, también muy válido, para seguir creciendo, como individuos, organizaciones y sociedad.


Hemos ‘parado máquinas’ durante unas semanas. Pero habrá que seguir el viaje a ‘toda máquina’. Tomemos aire, evolucionemos y escribamos, más que nunca, nuestro futuro. Soy de los que considera que siempre es mejor saber a qué puerto quieres llegar (orientados por la brújula) que cambiar de destino constantemente (exigidos por el reloj).


Llegar a buen puerto, donde sacrificio y compromiso ya no serán tabús. Donde dejemos de ser víctimas de las circunstancias y empecemos a materializar nuestro futuro. El lugar idóneo para cambiar el modo “hacer”, por el “empezar”. Empezar con iniciativa, ilusión y aspiración, como la de aquel niño que empieza a caminar. Y sin perder de vista tu bitácora, aún en tierra firme. Orientado por tu consciencia y perspectiva, con humildad y servicio a los demás; e impulsado por el motor de tu voluntad.


Será un nuevo espacio, un refugio inédito, poco diferente al que ahora vivimos. En realidad, también encontraremos los mismos “enemigos y “trampas” que hoy existen en nuestro día a día; aunque será una nueva oportunidad para obviar y no caer en ciertas hostilidades y lazos que hoy nos superan.


Afortunadamente, si jugamos en busca del bien común, el próximo proyectil caerá en el agua y no nos tocará. O, ni tan siquiera, habrá otro proyectil.

136 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page